Growth iQ

Reforma Fiscal Global

Promueven Reforma Tributaria Global en contra de la evasión fiscal

El 61% de las empresas medianas demandan mayor transparencia en la planificación tributaria para mejorar los sistemas fiscales mundiales

La evasión fiscal se ha convertido en un problema a nivel mundial, por lo que Gobiernos de todos los Continentes están buscando las mejores herramientas para asegurar que las ganancias estén en donde se desarrollen las actividades económicas, pero al mismo tiempo den claridad sobre los procesos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) trabaja en el proyecto Base Erosión and Profit Shifting (por sus siglas en inglés BEPS), una herramienta que se estima podría ser de gran ayuda para lograr transparencia en las finanzas; sin embargo, también reconocen sus complicaciones para implementarlo a nivel mundial.

Es así que la Comisión Europea anunció un paquete de transparencia fiscal, y entre sus propuestas destaca que los estados miembros de la Unión Europea compartan entre sí la información acerca de los acuerdos con las multinacionales individuales de cómo gravar las actividades que realizan.

Fuera de Europa, las Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el G-20 tienen las mismas iniciativas de transparencia fiscal, independientes, pero complementarias en sus acciones.

De esa forma, mientras que no hay carencia de acciones mundiales, sigue habiendo dudas sobre si las nuevas normas entrarán en vigor y cómo deberían aplicarse de manera consistente.

Algunos gobiernos en el mundo han tomado sus propias medidas para implementar de forma conjunta reglas en contra de la evasión fiscal a un ritmo más rápido.

Reino Unido es el último ejemplo de desvío de impuestos sobre ganancias, que está dirigido a las grandes multinacionales con actividad en esa nación y aplicable a todas las ganancias que se producen desde el 1 de abril de 2015.

Las empresas medianas pueden ser perdonadas por pensar que la vergüenza fiscal es sólo un peligro para las marcas mundialmente reconocidas, pero la realidad es que si se comercializa a través de las fronteras, es necesario asegurar el futuro de tus prácticas fiscales para soportar el escrutinio al que algunas organizaciones más grandes se enfrentan actualmente.

Saber lo que es y no es aceptable cuando se trata de la limitación de pasivos por impuestos, es un reto más importante para las empresas de todo el mundo.

 A principios del año pasado, Grant Thornton realizó un estudio en el que pidieron a directivos de 3 mil 500 empresas medianas en el mundo, que se integraran a una cooperación global orientada a las autoridades fiscales, en lo que es la planificación fiscal aceptable e inaceptable; incluso si esto proporciona menos oportunidad para reducir los pasivos por impuestos a través de las fronteras. El 53% dijo que sí, frente a un  34% que dijo que no.

Cuando fueron cuestionados cómo los sistemas fiscales mundiales podrían mejorarse para los negocios, el 61% pidió más transparencia en lo que es la planificación fiscal aceptable.