El impacto internacional del Brexit

El impacto internacional del Brexit

"Now the catastrophic scenario that many feared has materialized, making the disintegration of the EU practically irreversible".- George Soros.

Con esta declaración, el magnate e inversionista George Soros indicó que los efectos tras la votación en el referéndum del pasado jueves 23 de junio para la separación del Reino Unido de la Unión Europea podrían tener efectos similares para la economía mundial como sucedió con la crisis financiera del 2008.

La Unión Europea fue creada en noviembre de 1993, con el fin de promover un bloque con características económicas y geopolíticas que brindaran beneficios en conjunto para sus integrantes. Tras una votación histórica, el Reino Unido se ha separado de la Unión Europea con un resultado en la votación del 51.89% a favor de la salida (Brexit) y 48.11% en contra de la salida (Bremain). Ante este resultado, el panorama económico internacional ha empezado a especular, generando volatilidades en todos los mercados del mundo y con efectos inmediatos que ya comienzan a resentir a muchas naciones, incluyendo a México. La pregunta más lógica en estos momentos sería ¿Qué podemos esperar de la economía mundial? Muchos especialistas e inversionistas creen que es el primer indicio de una recesión económica mundial de una magnitud similar a la que vimos apenas hace 9 años en 2007.

Fundamentos macroeconómicos post Brexit

El tipo de cambio del peso mexicano frente al dólar comenzó a ver una tendencia alcista desde el último trimestre del 2014, para enfrentar en 2015 y hasta junio de 2016 (fecha en que se elaboró este documento) la peor depreciación de nuestra moneda frente a la divisa americana.

Esta caída en el valor de nuestra moneda frente al dólar americano tiene como fundamento la volatilidad y baja constante en el precio del barril de petróleo en los mercados internacionales, como muestra la siguiente gráfica que abarca de junio de 2006 a junio de 2016.

La correlación negativa entre estos dos activos repercutieron en gran medida los ingresos de nuestro país de manera negativa, pues con una reducción en el precio del petróleo, los ingresos no tributarios que reporto hacienda disminuyeron en forma considerable, provocando que en este año, el gobierno recortara 132 mil millones de pesos del presupuesto federal, de los cuales cerca de 100 mil millones fueran al presupuesto de Pemex.

Con respecto al tipo de cambio, el precio del dólar alcanzó un máximo de 19.5187 cerca de las 12:00 am, apenas unas cuantas horas después de que se anunciara la salida definitiva del Reino Unido. Pero ¿por qué es que este evento está afectando tanto a nuestra moneda? Creemos que existen dos principales razones por las cuales nuestra moneda se encuentra entre las divisas más afectadas, junto con divisas como el Real brasileño, el peso colombiano, el peso argentino, el Bolívar venezolano, entre muchas más.

La primera razón es que con la volatilidad que se dio en los mercados, el apetito de los inversionistas por instrumentos con mayor riesgo y volatilidad se refugió en instrumentos con mayor certeza y seguridad, como son las notas del tesoro estadounidense y los bonos gubernamentales de Japón, denominados en Yenes. Ante una mayor demanda por instrumentos en dólares, el precio de esta divisa con respecto a las demás se apreció. La segunda razón se debe a un incremento en las “apuestas” o ventas en corto sobre nuestra divisa que la semana pasada cerraron a la alza por quinto día consecutivo el viernes pasado. Aunado a esto, la baja de calificación de Inglaterra por parte de la agencia calificadora S&P Global Ratings provocó un cierre a la baja en el tipo de cambio MXN/USD.

Para poder afrontar estas condiciones actuales, México debe de responder actuando únicamente ante una situación desordenada de mercado. Banxico tendrá la última decisión en cuanto a mantener las tasas de interés en su nivel actual o incrementar, según se especula, entre 25 y 50 puntos base (bps). Esta decisión se tomará después de una reunión el jueves, donde se medirá el posible impacto en la inflación ante una posible alzas en las tasas.

Efectos en los mercados internacionales

Los efectos post Brexit afectaron de manera simultánea a todos los mercados financieros, provocando que la libra esterlina y diversas divisas, principalmente de mercados financieros se depreciaran en cuestión de horas tras el anuncio del referéndum. Para el caso de la libra, ésta se deprecio a un mínimo de casi 31 años con respecto al dólar.

Con respecto a los principales índices accionarios, el efecto fue que la semana pasada, todas las bolsas cerraran con pérdidas, provocando una mayor especulación y temor entre los inversionista.

El principal índice accionario de Inglaterra, el FTSE 100, cayó más de 8% al abrir el mercado el viernes después de la decisión de Reino Unido. Esta caída se debió a la venta de instrumentos bancarios denominados en libras, siendo Barclays uno de los más afectados debido a esta reacción de los inversionistas.

Ligando dos días consecutivos de pérdidas originadas por la alta especulación y temor de los inversionistas, el sector bancario obtuvo hasta el momento el peor desempeño de los índices de actividad industrial. Esta reacción es una forma en que los inversionistas anuncian que los resultados no fueron de beneficio para la actividad económica mundial. Esto último terminó de acentuar el escenario de turbulencia económica que se había presentado en los principales bancos mundiales, pues las pérdidas acumulan más de un tercio del valor en lo que va de este año.

Aún es muy pronto para predecir hasta dónde llegará el impacto económico de este histórico evento, pero las especulaciones apuntan hacia lo que podría ser el inicio de una nueva crisis. Ante una economía globalizada, es imposible permear los efectos del resto del mundo y evitar que afecten a los demás países. Ante este escenario, las economías emergentes son quienes mayores afectaciones tienen, pues la volatilidad y fuga de capital extranjero repercute en mayor medida. Sin duda esto representa un reto para las principales economías del resto del mundo, pues se buscará evitar que se vea afectado el consumo y el crecimiento en niveles de producción y productividad a nivel mundial y con esto, evitar otro episodio de crisis mundial.